Buscar

6.8.13

A CADA PIEL SU EXFOLIANTE

Hola chic@s!!!
ya sabéis que ahora en verano debemos cuidar nuestra piel muchísimo más que en invierno, porque cambiamos nuestra rutina, nos exponemos al sol y nos da más pereza seguir nuestro habitual ritual de belleza. Como rituales de belleza esenciales para que nuestra piel se vea bonita, suave y elástica,  tenemos el limpiador facial, el tónico y la hidratante. Pero además es importante que exfoliemos nuestra piel con regularidad.

La exfoliación es un proceso natural que hace nuestra piel para  renovarse a nivel celular y así  eliminar las células muertas de la epidermis.Sus principales beneficios son mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol, disminuir arrugas, mejorar cicatrices de acné y decolorar (o eliminar) manchas. Para obtener buenos resultados, debemos buscar el exfoliante que mejor se adapta a nuestro tipo de piel.


Exfoliante pieles normales
Si vuestra piel es normal, estáis de suerte! Este tipo de pieles son las más equilibradas -ni tienen un exceso de grasa ni tienen una piel seca- así que no es necesario que empecéis este tratamiento de belleza antes de los 30 y con sólo exfoliar vuestro rostro 1 vez por semana conseguiréis una piel suave y radiante.

Exfoliante pieles secas
En cambio, si tenéis la piel  seca necesitaréis exfoliar la piel con mayor regularidad (2 veces por semana) para eliminar todas las células muertas que se acumulan en vuestra piel. Vuestros mejores aliados serán los exfoliantes en textura crema ya que no agreden tanto la piel.

Exfoliante pieles mixtas -grasas
¿La zona T y la barbilla tienen exceso de sebo? tenéis una piel mixta o grasa y el mejor exfoliante que le va a este tipo de piel es en textura gel (es fresco y suave a la vez, ya que un producto demasiado agresivo haría aparecer más sebo). Lo ideal es utilizarlo 3 veces por semana para limpiar en profundidad.

Exfoliante pieles sensibles
Si vuestra piel es sensible, lo ideal es que la exfoliéis suavemente 1 vez al mes con un producto emoliente -que suavice y proteja la piel-.




Conocer que clase de exfoliante va mejor con nuestro tipo de piel es esencial para que nuestra piel se vea bonita y resplandeciente, así que si no tenéis claro qué pasos seguir para aplicar correctamente un exfoliante: tomad nota!

  1. Limpiad la piel con agua micelar, limpiadora o leche desmaquillante -sin aplicar el tónico- para retirar el maquillaje o impurezas.
  2. Podéis aplicar el exfoliante con la piel seca o un poco húmeda utilizando los dedos índice, anular y mayor, y realizando un ligero masaje de forma circular. Si lo preferís podéis usar un cepillo especial para que la exfoliación sea más eficaz.
  3. El contorno de los ojos es especialmente frágil y sensible, así que evitad aplicar el producto.
  4. Retirad el exfoliante con abundante agua fría y secad el rostro con una toalla (sin frotar).
  5. Terminad la limpieza facial aplicando el tónico y la crema o gel hidratante.

Espero que esta información os sea de utilidad. 
Nos vemos pronto!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada